Mi Carrito
 
-
+
Remover
$ Minorista Promo $ Mensual Promo
    Total parcial $ Minorista $ Mensual
Los pedidos en su mercado están limitados a $ por mes. Si tiene alguna pregunta, consulte nuestro Términos y Condiciones del Programa Global Para Clientes.

Su Carrito está Vacío

Agregue Productos a su Carrito antes de Procesar su Compra

Remover
-
+
$ Minorista Promo $ Mensual Promo
  Total parcial $ Minorista $ Mensual
Los pedidos en su mercado están limitados a $ por mes. Si tiene alguna pregunta, consulte nuestro Términos y Condiciones del Programa Global Para Clientes.

Su Carrito está Vacío

Agregue Productos a su Carrito antes de Procesar su Compra

 
Lunes, enero 16, 2017

Para Perder Peso, Comer Menos es Mucho Más Importante que Hacer Más Ejercicio

Bienestar

Share This Article

Cada vez que una persona desea perder peso, casi siempre se concentra en llevar una mejor dieta y hacer más ejercicio. Una infinidad de médicos recomiendan ese plan y su aparente eficacia ha sido reafirmada con miles de ejemplos.

No obstante, hay estudios que encuentran más y más razones que demuestran que la dieta de una persona es más eficaz para lograr los resultados que buscamos en cuanto a la salud. El hecho es que uno no puede ocultar con el ejercicio sus pecaminosos hábitos alimenticios. Debemos hacer cambios a la hora de sentarnos a la mesa y he aquí el porqué. . .

El ejercicio por sí solo no ayuda con ciertos aspectos

Es importante ampliar el entendimiento de la salud alimenticia a fin de abarcar más que sólo el exceso de grasa en el cuerpo. Hay amenazas invisibles, las cuales no necesariamente se corrigen sólo porque la báscula nos dé buenas noticias, y en el cuerpo hay repercusiones relacionadas con los alimentos que no se revierten con una simple reducción en el consumo de las calorías.

Si su médico descubre en sus análisis un problema de colesterol o de glucosa en la sangre, el ejercicio no es la única solución. Por supuesto que si el nivel de triglicéridos es peligrosamente alto, será necesario aumentar el nivel de ejercicio para que el cuerpo limpie el torrente sanguíneo.

Sin embargo, sería difícil y casi imposible vencer a esos enemigos si uno sigue consumiendo los productos que causan el problema. Además, una rutina de ejercicio intenso podría aumentar el apetito, lo cual podría hacer que el asunto empeore más si no se lleva una dieta saludable.

Las mejores dietas ofrecen mejores niveles de energía

Los deportistas profesionales saben que su rendimiento depende en gran medida de su nivel de energía, el cual, a su vez, depende considerablemente de su dieta. Las personas que desean tener la energía suficiente para realizar una intensa actividad física no la pueden adquirir consumiendo carbohidratos fuertes que causan sueño. Más bien es importante consumir alimentos de calidad que proporcionen energía sostenible, proteínas de calidad que mantengan los músculos y, por supuesto, todos los nutrientes y las vitaminas necesarios.

Todos hemos comido alimentos que nos dejan con pereza y sueño. Si evitamos esas comidas, conservaremos la energía y tendremos deseos de mantenernos activos en lugar de acostarnos en el sofá. En otras palabras, dos dietas con un contenido de calorías idéntico pero con distintos tipos de calorías, podrían tener un impacto muy distinto en el cuerpo y en la cantidad de ejercicio que nos dé ganas de hacer.

Se puede comer debidamente todos los días, pero no se puede hacer ejercicio todos los días

Uno de los grandes problemas con el ejercicio consiste en hallar el tiempo y el lugar para hacerlo. Las rutinas sencillas como salir a caminar son las más fáciles de programar, pero para quemar cantidades más grandes de calorías (y perder peso más rápido) se tienen que realizar actividades que quemen más calorías por más tiempo. Levantar pesas es un buen ejemplo, pero no siempre es fácil ir al gimnasio para hacer ejercicio intenso, sobre todo si toma tiempo ir y venir del trabajo.

Sin embargo, la alimentación es algo que se puede controlar todos los días y en cualquier parte. Sus viajes a la tienda de comestibles controlan los productos que habrá en casa y si se sale a comer por ahí, uno puede seleccionar con prudencia el restaurante y el tipo de comida. Al comer bien todos los días, podrá ganar terreno en el diferencial de calorías necesario y mantenerse en la senda que le permitirá perder peso.

Que no le quepa la menor duda: el ejercicio es crucial para perder peso, tener energía y mejorar el estado de salud general. No obstante, también es peligrosamente superficial pensar que una rutina de ejercicio intenso combinada con una dieta imprudente nos ayudará a alcanzar nuestras metas. En lugar de ello, hay que concentrarse en el tipo de comida que se consume y en la forma en que afecta el cuerpo. Si uno come de manera tal que se aumente la energía y se corrijan los efectos desapercibidos de la antigua dieta, sin duda que se verá un impacto general en la salud, y de esa manera el programa de ejercicio ofrecerá mayores beneficios.

LifeVantage

Haga clic abajo to obtenga más información sobre nuestro sistema de control de peso.

Aprender más
Nuestro Propósito

Nos atrevemos a imaginar un mundo exuberante en donde la salud se optimice tanto de manera física como financiera. Creemos que tu bienestar es lo más importante. Es por eso que combinamos la investigación vanguardista sobre nutrigenómica con un plan lleno de ventajas, y puedas construir tu propio legado.

Porque tú importas
Continúe Comprando